31 de Octubre de 2014

Preguntas frecuentes

Dudas comunes acerca de la salud, medidas preventivas, enfermedades y prevención de accidentes.

Influenza AH1N1

  • ¿Qué es la influenza?
    La influenza es una enfermedad infecciosa aguda causada por el virus de la influenza. Hay diversos tipos de virus, a los humanos los afectan los tipos A y B y dentro de los primeros hay también más de cien variedades que se clasifican por las proteínas que tiene en la superficie (Hemaglutinida y Neuroaminidasa), así tenemos los AH1N1; AH3N2; AH5N1 entre muchos otros subtipos. Esta enfermedad afecta a humanos, aves silvestres y de corral, así como a múltiples especies de mamíferos terrestres (cerdos, caballos, venados, etc.) y marinos (delfines, focas, ballenas).
  • ¿Cómo se transmite la influenza?
    La influenza, como la mayoría de las infecciones respiratorias agudas, se trasmite por el aire cuando una persona enferma tose, estornuda, canta o grita, expulsando gotas microscópicas de saliva y secreciones respiratorias cargadas de virus. Estas secrecionesLa influenza es una enfermedad infecciosa aguda causada por el virus de la influenza. Hay diversos tipos de virus, a los humanos los afectan los tipos A y B y dentro de los primeros hay también más de cien variedades que se clasifican por las proteínas que tiene en la superficie (Hemaglutinida y Neuroaminidasa), así tenemos los AH1N1; AH3N2; AH5N1 entre muchos otros subtipos. Esta enfermedad afecta a humanos, aves silvestres y de corral, así como a múltiples especies de mamíferos terrestres (cerdos, caballos, venados, etc.) y marinos (delfines, focas, ballenas). infectadas entran a los individuos susceptibles por los ojos, nariz y boca. Las manos contaminadas por saliva o líquidos respiratorios pueden ser muy efectivos en transportar el virus de la influenza de una persona a otra, también las superficies u objetos contaminados (perillas de puertas, botones de elevador, etc) pueden trasmitirla cuando son tocados y después se lleva la mano a la cara o boca.
  • ¿Cuáles son los síntomas de la influenza humana AH1N1?
    • Fiebre con temperatura mayor a 38° C
    • Tos frecuente e intensa
    • Dolor de cabeza
    • Dolor de articulaciones
    • Dolor muscular
    • Falta de apetito
    • Congestionamiento nasal
    • Malestar general
    • Estornudos
  • ¿La influenza y el catarro son la misma enfermedad?
    No. Estas dos enfermedades comparten algunas características: se transmiten de persona a persona principalmente por vía aérea; causan fiebre, tos, escurrimiento nasal y se presentan principalmente en temporada de frío. Sin embargo, los virus que causan la influenza son diferentes a los que causan el catarro común. Los síntomas de la influenza suelen ser más intensos y también es mayor su propensión a complicarse.
  • ¿La influenza es siempre una enfermedad grave o mortal?
    No. Más del 90 por ciento de las personas que padecen influenza presentan una enfermedad leve a moderada. Sólo una de cada 10 personas presentan complicaciones y sólo dos de cada 10 mil enfermos tienen peligro de morir.
  • ¿A quiénes afecta la influenza?
    La influenza se presenta en todas las edades, en ambos sexos y no distingue condición social. Sin embargo, las complicaciones de la influenza se presentan principalmente en personas con enfermedades crónicas como asma, enfisema, insuficiencia cardiaca o renal, diabetes, obesidad, tabaquismo, cáncer o SIDA. Las mujeres embarazadas también son más propensas a complicaciones.
  • ¿De dónde viene el virus de la influenza?
    El virus de la influenza llega a los humanos desde otra persona enferma. Ocasionalmente el virus de la influenza puede transmitirse de una especia a otra, por ejemplo de las aves o los cerdos hacia los humanos.
  • ¿Es posible eliminar la influenza?
    La influenza no es una enfermedad que se pueda eliminar y, en general, no se necesita ningún tipo de control epidemiológico. Por sus características de transmisión no es posible evitar o reducir el número de casos de influenza como sí se hace con otras enfermedades (ejemplo: sarampión, rubéola, tosferina, etc.). El propósito de la vacunación contra la influenza no es evitar o eliminar la enfermedad ni en los individuos ni en las poblaciones. El objetivo de la vacunación anual contra la influenza es disminuir el riesgo de complicaciones en los individuos propensos a éstas.
  • ¿Qué medidas de prevención y control existen contra la influenza?
    Aunque ninguna medida es totalmente efectiva, existen algunos mecanismos que ayudan a reducir la probabilidad de contagiarse. Estas medidas no son específicas para la influenza sino para toda la enfermedad infecciosa que se transmite por vía respiratoria, incluyen: abstenerse de acudir a lugares concurridos cuando se está enfermo, cubrirse la boca y nariz con un pañuelo desechable al estornudar o toser – si no hay pañuelo disponible, hacerlo sobre el ángulo interno del codo-, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o gel antiséptico, mantenerse lejos de personas enfermas, evitar saludos de beso o mano. El cubrebocas no protege del contagio a quien lo porta, pero puede reducir la probabilidad de contagiar.
  • ¿Se necesita cerrar escuelas y lugares públicos como se hizo en 2009?
    No. Hasta el momento la velocidad de propagación y la frecuencia de casos sugieren que no existe un fenómeno epidémico que requiera medidas extremas de control como las recomendadas durante la pandemia 2009. Además, a diferencia de 2009, hoy conocemos que el virus AH1N1 no es un virus altamente dañino o muy contagioso; es muy similar al resto de los virus estacionales que afectan a la población todos los años.
  • ¿Cómo se diagnóstica la influenza?
    Existen pruebas de laboratorio especializadas que analizan muestras de secreciones respiratorias. Estas muestras las debe tomar el personal especializado usando un hisopo y tubos especiales para su transporte. El diagnóstico de laboratorio se usa para la vigilancia epidemiológica y se realiza exclusivamente a 10 por ciento de los casos no complicados que se presentan en las unidades de monitoreo epidemiológico designadas por la Secretaría de Salud.
  • ¿Las pruebas rápidas de influenza sirven para el diagnóstico?
    No. El diagnóstico de influenza no es indispensable para que el médico decida si usa o no medicamentos. La sospecha clínica de una persona con riesgo de complicaciones es suficiente para tomar la decisión. Aunque existen pruebas rápidas para diagnóstico de influenza, su precisión diagnóstica es muy limitada. Cerca de la mitad de las personas que no tienen influenza pueden dar un resultado falsamente positivo por las pruebas rápidas.
  • ¿Cómo se trata la influenza?
    En 80 a 90 por ciento de los casos de la influenza la enfermedad se elimina espontáneamente por el sistema inmunitario del organismo. Sin embargo, en personas con propensión a complicaciones como las mujeres embarazadas, los niños menores de 5 años y adultos mayores de 60 años se recomienda tratamiento farmacológico. El tratamiento es con medicamentos antivirales especializados. El más común de estos fármacos se llama oseltamivir. Este medicamento existe en cápsulas o suspensión pediátrica.
  • ¿México está enfrentando una epidemia de influenza?
    No. Al igual que en el resto del hemisferio norte la influenza se presenta cada año en octubre y marzo. En esta ocasión, el inicio de la estación de influenza se atrasó tres meses y comenzó en la segunda semana de diciembre de 2011.
  • ¿Se presentarán más casos y muertes por influenza AH1N1?
    Sí. La influenza no es una enfermedad que se pueda eliminar. Aunque el Sistema Nacional de Salud realiza acciones de prevención como vacunación y promoción de medidas higiénicas, al igual que en el resto del mundo, es inevitable que ocurran más casos y muertes por influenza. De éstos, entre 3 a 6 millones presentan síntomas de influenza y de 200 a 900 mil requieren hospitalización por neumonía y otras complicaciones. Cada año mueren de 2 mil 500 a 7 mil 500 personas por influenza.
  • ¿La vacuna de la influenza es efectiva?
    Sí. Se estima que durante la temporada de influenza la vacuna disminuye de 75 a 90 por ciento la probabilidad de que una persona susceptible desarrolle neumonía y previene entre 50 y 60 por ciento de las muertes. La vacuna de la influenza se fabrica cada año considerando los tipos de virus de influenza más probables. La vacuna disponible este año protege contra los virus AH1N1, AH3N2 e influenza B que son los que circulan en este momento.
  • ¿La vacuna de influenza es segura?
    Si, la vacuna contra la influenza humana es segura. La vacuna se desarrollo hace más de 60 años y se fábrica en laboratorios especializados siguiendo los más estrictas prácticas de higiene y calidad, semejantes a los que se usan para otras vacunas.
  • ¿El virus AH1N1 se ha vuelto resistente a los medicamentos antivirales?
    No. Desde el inicio de la pandemia de influenza 2009 hasta la fecha, sólo se han encontrado algunos casos aislados de resistencia a los antivirales en todo el mundo. En México, el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) realiza pruebas rutinarias, a los virus encontrados en el país. Hasta el momento no hay evidencia alguna de virus de influenza resistentes.
  • ¿El virus AH1N1 que ahora afecta a México tiene una mutación que lo hace más agresivo, transmisible o resistente?
    No. El virus AH1N1 que circula en México es igual al que causó la pandemia de 2009. Aunque los virus de influenza presentan variaciones genéticas menores a lo largo del tiempo, ninguna de estas mutaciones puntuales le confiere mayores capacidades de transmitirse o causar enfermedad. Tampoco lo hace resistente a los medicamentos antivirales ni hace menos efectiva a la vacuna.
  • ¿Existe desabasto de medicamentos contra la influenza?
    No. La Secretaría de Salud cuenta con una reserva estratégica de 1.4 millones de tratamientos completos de oseltamivir y 80 mil dosis de zanamivir para algunos casos graves. Esta dotación de medicamentos se puede distribuir en un plazo no mayor de 24 a 48 horas a cualquier parte del país si así lo requieren los servicios estatales de salud. Esta reserva está destinada para su distribución gratuita en unidades de salud públicas. En el sector privado también hay disponibilidad de estos fármacos y antivirales. Actualmente los laboratorios que los producen tienen un excedente en inventario y están listos para distribuirlo cuando lo requieran las cadenas de farmacias y hospitales privados.
  • ¿Existe disponibilidad de vacuna contra la influenza en México?
    Si. La vacuna contra la influenza la distribuye y aplica el sector salud, principalmente en instituciones públicas. La Secretaría de Salud adquirió 22.4 millones de dosis de vacuna contra influenza y comenzó a aplicarla, como cada año, en octubre de 2011. Hasta el momento se han administrado 15.7 millones (70 por ciento) de las dosis programadas. Por tanto, aún están disponibles 6.7 millones de dosis. El sector privado también compra vacuna contra influenza directamente a los laboratorios farmacéuticos.
 

Organismo responsable

Logotipo Secretaría de Salud Secretaría de Salud
Dirección: Matamoros 520 Ote. 4to. Piso, Monterrey, NL, CP 64000
Teléfonos: +52 (81) 8130-7000
Correo electrónico: secretariadesalud@ssnl.gob.mx

Contactos y servicios útiles: